Día de muertos

El día de muertos es una celebración mexicana donde se recuerda, con felicidad y alegría, a los parientes que ya han pasado a la otra vida. Claro que hay momentos emotivos pero en general se piensa que los difuntos están en mejor condición que si estuvieran vivos. No se piensa que luego de la muerte está el cielo o en el infierno como premio o castigo, sólo se piensa que se van.
En México la celebración incluye: 1) visitas al panteón donde se encuentran los difuntos a quienes se les lleva comida y todo aquello que les gustaba en vida, 2) oraciones, rezos, bailes y celebraciones, 3) construcción de altares en casas, oficinas y demás sitios donde se colocan fotos de los difuntos y escritos que los recuerden, 4) preparación de comidas especiales para la fecha entre los que se encuentran el popular pan de muerto, muy rico por cierto, calaveras de azucar a las que llamaba “cráneos” por ignorancia a la cultura 5) y lo que me parece muy cómico y me sigue sorprendiendo: las calaveras, que no son más que unos versos cómicos que riman donde se tienen como personajes principales a personas vivas conocidas (amigos, familiares, compañeros de trabajo) y que la muerte se los viene a llevar. Hasta hacen competencias de quien escribe la calavera más creativa. Sería extraño escribirle a mis hermanos que se los viene a llevar la pelona.
Para cualquiera que no sea mexicano es una celebración que no se entendería. De por si la muerte en cualquier lugar de latinoamerica nunca sería una celebración, bueno, en la gran mayoría de los casos. Creo que nadie puede imaginarse un cartel con el texto: “Felíz día de los muertos”, pues, lo vi, existe y está la foto.
De cualquier modo es una fecha bien interesante de la que es bueno vivirla aunque no se entienda y presenciar lo que es parte de la cultura del pais en el que vivo actualmente.

About the Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *